Del 13 al 21 de abril de 2019, en las sedes de Amecameca, Querétaro y Pachuca en México, fuimos a visitar a grupos de Águilas Guadalupanas, con un equipo de trabajo maravilloso.

Visitamos comunidades pequeñas y grandes recorrimos en automóvil por 5 días pueblos, comunidades, conocimos gente extraordinaria, Nadie de los 4 nos conocíamos, estoy seguro que Dios nos unio, ya que llegamos al corazón de mucha gente como ellos a nuestros corazones.

El propósito de la gira, fue documentar, tomar fotos, grabar y servirles a los grupos de ÁG que ya existen tanto de gente de los pueblos como AG de misioneros que van a servir, nuestra misión fue grabar testimonios y ver de que manera funcionan, es decir, como misionan en sus comunidades y unirnos a ellos.

Pienso que el ir a visitar a estas comunidades, fue de gran apoyo para ellos y sobre todo entender de que manera les podemos apoyar, desde otra visión y posteriormente trabajar con una estructura con el objetivo de aportar y sumar.

Testimonio1
Mi nombre es Daniel Serrano, misionero de corazón, llevo años misionando en juventud y familia misionera, en diferentes ciudades y comunidades, desde muy chico en CDMX, después GDL y QRO, en Querétaro fue mi descubrimiento por ÁG, yo no sabia que existía este movimiento y por lo que me he dedicado de manera profesional desde hace 13 años (Coach transformacional o facilitador), me invitaron a participar como coordinador de AG en Palo Alto, comunidad de El Colorado en Qro, ya que se había ido el misionero a cargo del grupo.

Para mi fue una oportunidad que Dios me dio, al juntar el coaching con la palabra de Dios, para transmitirles mensajes requieren de lo que viven día a día, 3 años estuve misionando en esta comunidad, empezando con un grupo de 10 chavos y creciendo hasta alcanzar a 75 jóvenes dentro de los 14 y 20 años de edad, fue un reto fuerte al pedirles que Dios los había escogido para ser AG, junto con la mano de María, a la fecha sigo teniendo contacto con ellos y les dejo actividades para que sigan sirviendo, a la fecha existen 25 chavos activos en el grupo de Palo Alto, con posibilidad de crecerlo.
En este año, en el Congreso de AG en Pedro Escobedo, después de casi un año de no verlos físicamente, los invite y ahí los volví a ver con mucha emoción y cariño de ambas partes, gozando de su creatividad al llevar banderas que ellos mismo hicieron, disfrutaron y encontraron sentido a lo que es ser AG.

En el recorrido tuvimos la oportunidad de conocer AG de San Pedro Nexapa, es un grupo grande entre los 13 y 17 años, en su mayoría de niñas y tan solo dos niños, comprometidos a servir a su comunidad de la mano de Dios, recorrimos la comunidad visitando a los enfermos, junto con el padre, en lo personal me permitieron entrar a sus corazones y darles 2 platicas acerca de lo que vive un adolescente a esta edad, hicimos dinámicas con lecciones importantes a cerca de la sexualidad y la depresión.

En Pachuca Hidalgo, fue todo un gran recorrido, 6 comunidades y visitamos el penal, pienso que todo fue grandioso, pero lo que mas me impacto es la organización que se tiene en ese grupo de AG, Manuel el responsable tiene un gran cariño por lo que hace e inclusive experiencia, dentro de toda la misión con ellos, lo mas impactante fue entrar a la carcel y convivir con los Reos, escuchar sus anécdotas y entender porque Dios los puso ahí, me impacto la habilidad que tienen cuando su mente esta distraida de malos pensamientos o tentaciones.

Pienso que Dios no se equivoca nunca y aunque se escuche como una frase que a veces lo decimos sin sentido, puedo comprobar con hechos que los tiempos de Dios son perfectos y por alguna razon yo tambien tenia que estar ahi, escuchando sus testimonios y abrir el corazón para entenderlos.

Cuando cerramos la misión, después de tanto tiempo bajo el sol, pocas horas de sueño, sed, y los lugares en los que dormíamos, siempre pensaba que podría haber estado peor, al comparar lo que vivimos como misioneros, a como viven en la cárcel.

Y para terminar creo que ha sido de las mejores misiones que he ido y doy Gracias a Dios, por ponerme en el camino al equipo con el que fui, a las personas que hacen posible todo esto y sobre todo al Padre Pablo que me invito con el favor de Dios, creo firmemente que si tuviera la oportunidad de volver a nacer elegiría en definitiva a ser misionero de corazón sin pensarlo un segundo.

Gracias y que Dios los bendiga siempre.
Daniel Serrano

Apostolado que organiza: FIDEI
Sede: CDMX
Actividad o evento: Águilas Guadalupanas
Fecha de la actividad: del 13 al 21 de abril de 2019
Lugar donde se realizó (ciudad o población – estado – país): Amecameca, Querétaro y Pachuca
Parroquia y diócesis:
Participantes:
Frutos alcanzados: Reforzar el proposito de ser Águilas Guadalupanas, generar platicas para los chavos y generar un movimiento fuerte.
Autor de la nota: Daniel Serrano
Para mayor información dirigirse a (correo electrónico): danielgap79@gmail.com