Todo bautizado que tenga más de 13 años puede ser Águila Guadalupana. Solo hay que registrarse en la página y consagrarse.

Claro que sí. Aunque Águilas Guadalupanas es un apostolado del Movimiento Regnum Christi, no estamos cerrados a que un gran joven como tú no pueda consagrarse a la Virgen María. Ser Águila Guadalupana es ante todo estar consagrado a nuestra Madre Santísima.

No. Águilas Gaudalupanas no es un sustituto de otras instituciones que ayudan a los jóvenes a superar los vicios como de droga, alcohol, pornografía… Un miembro de Águilas Guadalupanas es más bien aquel que no quiere caer y se compromete a la Virgen y le pide su ayuda para mejorar, pero se trata siempre de un joven sano que solo busca mejorar.

Efectivamente, es necesario que vuelvas a realizar la consagración a la Virgen Santísima para que sigas siendo Águila Guadalupana.

No. No es necesario que pertenezcas a un grupo parroquial, sin embargo, es conveniente que para que puedas cumplir mejor tus compromisos te reunas con un grupo de amigos que también sean Águilas Guadalupanas para así ayudarte en ellos a ser mejores cristianos cada día.

No. Nosotros somos un apostolado sin fines de lucro, por lo mismo, no cobramos a quien quiera hacerse miembro. Lo único que se pide es que se apoye económicamente con el envío del escapulario y la oración. Esto a manera de recuperación por los gastos de envío y de los objetos mismos. Sin embargo, por lo mismo, de que hacemos una labor sin fines de lucro, sí aceptamos donaciones para cubrir los costos operativos.